El mito de los 5 segundos: ¿Comerías una galletita que cayó al piso? - El Moro Diario

Noticias solo para curiosos


Post Top Ad

El mito de los 5 segundos: ¿Comerías una galletita que cayó al piso?



La leyenda urbana cuya veracidad permanece en duda por más que pasen los años.





La “ley de los 5 segundos” es uno de los mitos urbanos más extendidos de la historia de la humanidad. Según esta norma, un trozo de comida que se cae al suelo se puede comer siempre y cuando no hayan pasado más de cinco segundos, como indica su nombre.
Supuestamente, en ese lapso temporal las bacterias no han podido pasar al alimento y, por lo tanto, no pasa nada si es ingerido. Muchos la han aplicado en alguna ocasión, más por conveniencia que por creer en ella.


El debate sobre si esa ley es cierta o no se ha repetido tanto como la discusión sobre quién ganaría en una pelea, si Batman o Superman. Al contrario que con el tema de los superhéroes, la ciencia puede ser una opción para dar una respuesta definitiva. No obstante, se realizaron varios estudios que difieren en las conclusiones. En el año 2003Jillian Clarke, estudiante de la Universidad de Illinois, realizó uno de los primeros experimentos sobre esa ley. Según sus resultados, la bacteria Escherichia coli tardaba menos de cinco segundos en traspasarse a la comida, por lo que determinó que la norma sería falsa.



En 2007, investigadores de la Universidad Clemson en Carolina del Surllevaron a cabo otro estudio. En esa ocasión cubrieron con salmonellatres superficies: mosaico, madera y alfombra. Querían determinar cuánto tiempo podría sobrevivir la bacteria en distintos entornos y resolvieron que después de tocar el suelo durante 5 segundos, se transferían miles de bacterias a una tostada.
En 2014 Anthony Hilton, profesor de Microbiología de la Universidad de Aston, demostró que el tiempo es un factor clave para que las bacterias se transmitan o no al alimento y defendió la teoría. Su estudio precisó que el tipo de suelo y la textura de la comida eran factores determinantes para tener en cuenta.



Sin menospreciar ninguno de los ejemplos anteriores, hubo un antes y un después este año entorno a la controversia. Dos científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, defendieron la norma. El organismo suele realizar todo tipo de experimentos más allá de los relacionados con la investigación aeroespacial y decidieron profundizar sobre esta cuestión. Los investigadores Mark Rober y Mike Meacham lanzaron una investigación en la que renombraron la teoría como “La ley de los 30 segundos, la humedad y la superficie”. Ofrecieron "cookies" (galletas) a transeúntes pero las tiraba al suelo antes de que las agarraran. Luego, preguntaba a la persona si quería comerla o no: sólo una se atrevió a hacerlo.
De acuerdo a sus estudios, los factores determinantes para elegir si comer o no algo que cayó al suelo son la textura del alimento y la superficie en la que cae. "La bacteria promedio se mueve en una velocidad de 0,000724205 kilómetros por hora, 67 veces más lento que un caracol de jardín", explicaron los ingenieros, aunque precisaron que "cuando algún alimento cae al suelo, existe aún una posibilidad estadística de que una cierta cantidad de bacterias se suba inmediatamente".
"La bacteria promedio se mueve en una velocidad 67 veces más lenta que un caracol de jardín"
Aún así, establecieron que la comida húmeda es más propensa a contaminarse rápidamente que una en estado seco porque determinadas bacterias como la E.Coli, salmonella y listeria buscan ambientes húmedos para reproducirse. De la misma forma, si el alimento cae en una superficie mojada las bacterias pasarán a él antes que si el suelo está seco. Por ello, en el caso de su experimento comer la galleta no suponía ningún “peligro”.
La NASA es uno de los referentes más importantes del mundo en materia de ciencia y tecnología. Cuando el organismo confirma o desmiente algún hecho, la comunidad científica tiende a asumir su conclusión sin titubear. Por ello, se podría pensar que finalmente el debate terminó. De todas formas, el escepticismo sobre si el hombre llegó o no a la Luna nunca se terminó de disipar del todo para algunas personas, por más que la agencia del gobierno estadounidense insistiera y confirmara que sí se había logrado. Ahora, es el turno del lector: ¿comería una galletita o tostada que cae al suelo?


Post Top Ad